Guía de alquiler

Guía de alquiler


La primera etapa que se debe tener en cuenta a la hora de comenzar la búsqueda de piso de alquiler, se concentra en definir las características que debe reunir la vivienda que está buscando: tipo de inmueble, presupuesto, número de habitaciones, y ubicación son algunas de las características principales.

Una vez que se ha encontrado la propiedad que se quiere alquilar y habiendo llegado a un acuerdo de condiciones (fecha de entrada, precio, entre otros), será deberá hacer entrega de una “paga y señal”, para que de esta manera se deje de comercializar esa vivienda. El importe que se ha de entregar en concepto de “paga y señal”equivale a un mes de alquiler, el cual si se llega a cerrar el trato, se descontará de la suma total que se ha de aportar a la firma del contrato de alquiler.

Simultaneamente a la reserva, se ha de aportar una serie de documentación para asegurar al propietario de la vivienda la viabilidad de la operación.
Los documentos imprescindibles que se debe aportar para llevar a cabo el proceso de alquiler son los siguientes:

  • DNI/NIE/Pasaporte
  • Número de cuenta bancaria en España

Si trabaja en una empresa:

  • Contrato de trabajo
  • Últimas dos nóminas

Si trabaja como autónomo:

  • Declaración de la renta
  • Documentación adicional como facturas

Si es dueño de una empresa:

  • Declaración impuesto de sociedades
  • Escrituras de la empresa
  • Documento que lo vincule a la misma

Si es una empresa:

  • Impuesto de sociedades
  • Declaración de la renta

Si es un cliente internacional:

  • Declaración de la renta
  • Documentación adicional que permita comprobar su capacidad de pago

Llega el momento más importante y también es cuando debemos tener los conceptos claros:
Duración del contrato

Un aspecto fundamental en el alquiler de viviendas. El período mínimo obligatorio es de seis meses que se puede ampliar hasta un máximo de tres años. Transcurrido este tiempo, se puede pactar una duración superior.
Con la nueva normativa sobre el alquiler, el inquilino puede rescindir el contrato con un mes de antelación y siempre notificándolo debidamente al propietario.

Pago de la fianza

La garantía que el propietario mantiene durante la vigencia del contrato. Se utilizará para hacer frente a los daños y desperfectos que puedan haberse producido durante el periodo de alquiler. Si no existen desperfectos, el importe se devuelve íntegramente al que fuera inquilino. Es el equivalente al importe de 1 o 2 meses de alquiler, dependiendo de si la vivienda se alquila amueblada, acabados de la vivienda, etc.

Aval bancario

En algunas ocasiones el propietario solicita un aval bancario el cual responda en caso de impago del alquiler.

Al contrato de alquiler, debe adjuntarse un inventario con fotografías de todas las estancias de la vivienda y así de esta manera evitaremos posteriores malentendidos. Una vez finalizado el contrato de alquiler o una vez que el inquilino manifieste su intención de abandonar la vivienda con ell debido tiempo de antelación y estipulado en el contrato,, deberán reunirse todas las partes y con ayuda del inventario, repasar que todo está en el mismo estado que en el día que se entregó.

También se aconseja anotar las lecturas de los contadores de los diferentes suministros con los que cuente la vivienda. Esta anotación de la lectura, debe efectuarse el mismo día en que se firma el contrato de alquiler así como e día en que el inquilino hace entrega de las llaves al propietario y deja la vivienda. De esta manera nos estamos asegurando de que cada una de las partes pague realmente por lo que ha consumido.
Al final del contrato, debemos tener una fotocopia de la cédula de habitabilidad así como una fotocopia del Certificado Energético.
Existe un impuesto que se debe pagar una vez se haya firmado el contrato de alquiler y que le corresponde al inquilino, este impuesto es el ITP.
El alquiler de una vivienda por parte de un inquilino, se considera una adquisición onerosa, ya que este adquiere un derecho a usar la vivienda por un período determinado a cambio de un precio.
Por tanto, este impuesto no se paga por transmisión, pese al nombre, sino por cualquier adquisición de cualquier bien o derecho. El abono de este tributo se ha de hacer efectivo en los 30 días hábiles posteriores a la firma del contrato de arrendamiento y por toda la duración del contrato

A continuación se adjunta la escala de gravamen. En la columna de la izquierda se encuentran los baremos de precios de alquiler del contrato total y a la derecha la tarifa que hay que aplicar:

table

Para saber cuanto se ha de pagar en una vivienda cuyo alquiler ascienda a 900 € hay que realizar las siguientes operaciones:
1) Hay que tomar como importe de base el alquiler de todo un año (900 x 12 =10800 €)
2) El resultado hay que multiplicarlo por los años que dure el arrendamiento. Supongamos que firmamos un contrato por una duración de tres años (10.800 x 3 años = 32.400 €)
3) Si observamos la tabla, al ser un importe superior a 7.692,96 euros, hay que aplicar un coeficiente de 0,024040 euros por cada 6,01 euros o fracción. Por tanto, (32.400 euros x 0,024)/6,01 = 129, 38€)
El importe a pagar por este alquiler sería de 129, 38€ por un contarto de alquiler con una duración de tres años y un importe de 900 € al mes. Además, si el contrato de 3 años del ejemplo se fuera prorrogando automáticamente por un año, en cada prórroga habría que pagar 43 € adicionales